Propedéutica Clínica y Semiología Médica LLanio Tomo II

0

Propedéutica Clínica y Semiología Médica LLanio Tomo II

Propedéutica Clínica y Semiología Médica LLanio Tomo II

Sistema nervioso. Historia clínica y alteraciones en el examen general

El examen del sistema nervioso, al igual que el de los otros sistemas, comienza con la confección de la historia clínica del paciente; para hacerla utilizaremos también los mismos procedimientos de examen que hemos señalado para el resto de los sistemas del organismo, como son: el interrogatorio como étnica para obtener los síntomas subjetivos, el examen físico general para recoger los síntomas objetivos y los exámenes instrumentales (complementarios).

INTERROGATORIO

El viejo aforismo de que: en el sistema nervioso el examen es todo y el interrogatorio nada, debe ser desechado.

Cierto es que el examen físico es capaz de dar una rica información del paciente neurológico y que gran parte de esta es de extraordinaria precisión, en particular para el diagnóstico topográfico (es decir, para poder señalar a qué nivel del neuroeje asienta una determinada lesión); pero el interrogatorio es también imprescindible y no son pocas las afecciones neurológicas en las que el examen físico es totalmente negativo y solo el interrogatorio permite el diagnóstico.

El ejemplo más importante lo constituyen las formas más frecuentes de epilepsia.

El interrogatorio realizado por un médico bien entrenado permite sospechar la mayor parte de las afecciones de este sistema, pues de acuerdo con los distintos síntomas subjetivos que acompañan o preceden a un cuadro clínico determinado, se plantean las diversas causas que pueden originarlo.

Por ejemplo: una hemiplejía (parálisis de la mitad o de un lado del cuerpo) hace pensar de inmediato en el sistema nervioso y en el sitio de la lesión, el que se haya iniciado bruscamente hace pensar en un accidente hemorrágico o embólico como causa de ella; mientras que el mismo cuadro, si se ha ido estableciendo lenta e insidiosamente, progresando de un momento a otro, de unas horas a otras, hasta dejar constituida la lesión descrita, hará pensar en una trombosis como causa de la misma.

Si el cuadro fuera estableciéndose lenta y progresivamente, pero en el curso de días y semanas, más que en una enfermedad de tipo vasculoencefálico, pensaríamos en una lesión expansiva intracraneal (tumor, por ejemplo).

Propedéutica Clínica y Semiología Médica LLanio Tomo II
Idioma: Español | Peso: 13 MB | Formato: PDF
Para mas información visita HOME-PAGE

También puede interesarte DIAGNÓSTICO DEL NIÑO CON TRASTORNOS NEUROLÓGICOS.

descargar

Share.

About Author

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.