Cólico biliar: conozca cuales son sus causas, síntomas y como tratarlo + video

1

El cólico biliar ocurre cuando un cálculo biliar bloquea un conducto vesicular, lo que causa un intenso dolor de estómago.

El cólico biliar también se conoce como ataque de cálculos biliares o ataque de la vesícula biliar.

Muchas personas tienen cálculos biliares sin darse cuenta, ya que rara vez causan síntomas.

Pero si las personas experimentan cólicos biliares, es posible que necesiten cirugía para extraer las piedras o calculos.

La dieta puede desempeñar un papel en la creación de cálculos biliares, y comer una dieta más saludable podría evitar que se formen.

El tratamiento para el cólico biliar suele ser una cirugía para extirpar la vesícula biliar, lo que evitará que el problema vuelva a suceder.

¿Qué es el cólico biliar?

que es el cólico biliar

El cólico biliar es el intenso dolor de estómago causado por cálculos biliares.

El dolor puede aparecer y desaparecer en «ataques».

Alrededor del 10 al 15 % de los adultos en los países desarrollados se ven afectados por cálculos biliares.

Cada año, solo del 1 al 4 % de esas personas tendrán cólico biliar.

La vesícula biliar es un órgano en el cuerpo donde se almacena la bilis.

La bilis es una sustancia producida por el hígado que ayuda a la digestión en el intestino delgado.

Esta parte del intestino está conectada al estómago y absorbe los nutrientes de los alimentos y bebidas.

Los cálculos biliares se forman cuando ocurre un desequilibrio químico en la vesícula biliar, este desequilibrio puede causar altos niveles de colesterol o un producto de desecho llamado bilirrubina en la bilis.

Se pueden desarrollar pequeños cristales que gradualmente se convierten en cálculos biliares.

La vesícula biliar está conectada al hígado por canales que se conocen como conductos biliares.

Si un cálculo biliar bloquea uno de estos conductos, puede causar cólico biliar.

Síntomas

El síntoma clave del cólico biliar es un dolor de estómago repentino e intenso que dura de 1 a 5 horas.

El dolor es causado por un aumento de la presión en la vesícula biliar. Este dolor generalmente se siente en lugares específicos, que incluyen:

  • la mitad del abdomen o vientre
  • debajo de las costillas en el lado derecho
  • el lado del cuerpo o el omóplato

A diferencia del dolor de estómago más común, el dolor de cólico biliar no desaparece cuando una persona va al baño.

El cólico biliar a menudo se conoce como un ataque de vesícula biliar o cálculos biliares. Esto se debe a que puede repetirse cada vez que un cálculo biliar bloquea un conducto biliar.

El dolor desaparecerá si el cálculo biliar ya no bloquea el conducto biliar.

Puede haber semanas o meses entre los episodios de cólico biliar.

Un ataque puede ocurrir en cualquier momento del día o de la noche, pero a menudo se desencadena al comer una gran comida o alimentos grasos.

Factores de riesgo

Algunas personas corren más riesgo de desarrollar cálculos biliares que otras y es más probable que experimenten cólicos biliares.

Estos grupos incluyen:

  • mujeres
  • personas mayores de 40 años
  • obesos
  • antecedentes familiares de cálculos biliares
  • Nativos americanos
  • Mexicano-americanos
  • personas que han perdido peso muy rápidamente
  • pacientes con problemas gastrointestinales, como la enfermedad de Crohn
  • pacientes que tienen diabetes o resistencia a la insulina

Los cálculos biliares formados por bilirrubina en lugar de colesterol son menos comunes.

Las personas que tienen un mayor riesgo de desarrollar esta forma de cálculos biliares, conocida como pigmento piedra son:

  • personas con la condición del hígado conocida como cirrosis
  • infección de los conductos biliares
  • anemia de células falciformes y afecciones relacionadas

Cólico biliar y dieta

cólico biliar y dieta

Una dieta alta en calorías e hidratos de carbono refinados y baja en fibra aumenta el riesgo de cálculos biliares.

Los carbohidratos refinados son alimentos que se han procesado para sacar el salvado.

Los ejemplos incluyen pan blanco o arroz blanco. Estos alimentos pueden aumentar el riesgo de formación de cálculos biliares.

Los alimentos que contienen mucha grasa saturada, como mantequilla, pasteles o carnes grasas, incluidas las salchichas, pueden elevar el colesterol.

Si el colesterol se acumula en la bilis, puede conducir a cálculos biliares.

Una dieta saludable contiene muchas frutas y verduras frescas, carbohidratos integrales y proteínas magras.

Comer una dieta balanceada puede ayudar a prevenir cálculos biliares.

Tratamiento

cirugia por laparoscopia

El cólico biliar requiere tratamiento, ya que es probable que ocurran ataques repetidamente si no se hace nada.

Sin la extirpación de la vesícula biliar, es probable que los cálculos biliares vuelvan a ocurrir dentro de los 5 años posteriores a un episodio.

El tratamiento más común para el cólico biliar es la extirpación quirúrgica de la vesícula biliar.

La vesícula biliar no es un órgano esencial, y el cuerpo puede funcionar normalmente sin ella.

La cirugía para extirpar la vesícula biliar se conoce como una colecistectomía.

Hay dos tipos de colecistectomía abiertos o laparoscópicos, los cuales se describen aquí:

Colecistectomía laparoscópica:

es cuando se realizan pequeños cortes en el abdomen y se inserta un tubo delgado con una cámara de video.

La cámara muestra a un cirujano dónde operar para extraer la vesícula biliar.

Colecistectomía abierta:

este procedimiento puede ser necesario si la vesícula biliar está muy marcada o inflamada.

El cirujano hará un corte de 4 a 6 pulgadas en el abdomen para extraer la vesícula biliar.

Una persona está bajo anestesia general cuando se realizan ambos tipos de cirugía.

La cirugía laparoscópica es la opción preferida porque la recuperación es más rápida y generalmente no requiere pasar la noche en el hospital.

La persona podrá continuar con sus actividades normales en alrededor de una semana.

La cirugía puede no ser posible para todos los casos de cálculos biliares que causan cólico biliar.

Se pueden usar medicamentos o terapia si este es el caso.

Los cálculos biliares se pueden disolver con ciertos medicamentos, aunque esto funciona mejor en cálculos pequeños.

La litotricia con ondas de choque es otra opción de tratamiento.

Se usa un ultrasonido para encontrar el cálculo biliar, y luego una máquina envía ondas de choque a través del cuerpo para romper el cálculo biliar. No hay cortes o incisiones en la piel.

Complicaciones

El cólico biliar debería pasar una vez que el cálculo biliar se haya movido.

Si un cálculo biliar bloquea un conducto biliar por más de unas pocas horas, causará otros problemas.

La vesícula biliar puede inflamarse, lo que puede provocar daño o infección y afectar las vías biliares o el hígado.

También es posible que un cálculo biliar bloquee el conducto pancreático, que conecta el páncreas con el conducto biliar.

Si esto sucede, puede causar que el páncreas se inflame.

El páncreas es un órgano clave en el cuerpo que crea hormonas y juega un papel en la digestión.

Si se deja un bloqueo del conducto pancreático o del conducto biliar, puede causar complicaciones potencialmente mortales.

El conducto biliar también puede lesionarse durante la cirugía. Aunque es poco frecuente, esto puede causar dolor e infección y requerirá más cirugía.

Panorama

El dolor de estómago intenso y duradero no debe ignorarse.

En el caso del cólico biliar, es probable que esta afección ocurra repetidamente, incluso si hay meses entre ataques.

La cirugía para extirpar la vesícula biliar generalmente es efectiva, y el uso de cirugía laparoscópica puede ayudar a garantizar que la persona se recupere rápidamente.

Share.

About Author