Bursitis del hombro o subacromial: todo lo que debe saber sobre esta afección

0

La bursitis es una inflamación dolorosa en la articulación del hombro.

La bursitis es común, tratable y a menudo se cura en unos meses. El descanso y los ejercicios suaves pueden acelerar la recuperación.

La bursitis es una inflamación de las bolsas o bursas del hombro.

Las bolsas o bursas son  pequeños sacos llenos de líquido que se encuentran cerca de las articulaciones.

Actúan como un cojín entre las partes móviles de la articulación para evitar que los músculos, los huesos y los tendones se froten.

Cuando una bolsa o bursa del hombro se irrita, se inflama y crece de tamaño.

Esto significa que hay menos espacio en el hombro para que los músculos y los tendones se muevan, lo que puede causar dolor y pérdida de movimiento en el hombro.

El uso excesivo de la articulación del hombro, una lesión o condiciones crónicas, como la artritis reumatoide, pueden causar bursitis del hombro.

Síntomas

sintomas de bursitis

Los síntomas clave de la bursitis del hombro incluyen:

  • dolor en el exterior o la punta del hombro
  • dolor cuando se toca el hombro
  • rango de movimiento reducido en la articulación del hombro
  • hinchazón y enrojecimiento alrededor del hombro
  • dolor de hombro cuando el brazo está levantado, como llegar a los estantes o lavar el cabello.

El dolor puede empeorar por la noche, especialmente cuando se está acostado sobre el hombro afectado.

También puede empeorar después de que el hombro se haya mantenido quieto por un tiempo.

La bursitis de hombro es más común en la bursa subacromial. Esta es una bolsa grande en la punta del hombro.

Ayuda con el movimiento suave cuando el brazo se levanta por encima de la cabeza.

Si los síntomas anteriores se combinan con fiebre, la bursa puede estar infectada.

Esto se llama bursitis séptica, y un médico debe investigar la situación.

Tratamiento

tratamiento de la bursitis

La bursitis del hombro es tratable en casa o por un médico. Los síntomas a menudo se alivian con el método RICE: reposo, hielo, compresión y elevación.

Más específicamente, los siguientes tratamientos pueden ayudar con la bursitis del hombro:

Antiinflamatorios: La aspirina o el ibuprofeno pueden reducir la hinchazón y la incomodidad en el hombro.

Descanso: la reducción del movimiento del hombro puede evitar que la bursa se irrite más y le dé tiempo para sanar.

Una abrazadera para el hombro puede ayudar. Junto con el descanso, algunos ejercicios suaves de hombro pueden evitar que la articulación se ponga rígida.

Paquetes de hielo: cuando una lesión o un uso excesivo causa bursitis, una bolsa de hielo puede ayudar durante los primeros 5 días.

Aplique hielo cada 15 a 20 minutos a intervalos de 4 a 6 horas para reducir el dolor y la hinchazón.

Inyecciones de esteroides: si los síntomas persisten, un médico puede inyectar corticosteroides en la bolsa o alrededor de ella.

Esto reduce la hinchazón y la incomodidad. Los efectos pueden ser temporales, pero el tratamiento puede repetirse varias veces.

Cirugía: cuando la bursitis del hombro es a largo plazo y no responde al tratamiento después de 6 a 12 meses, se puede sugerir cirugía como última opción.

La cirugía puede reparar el daño y reducir la presión en la bolsa.

Rehabilitación

rehabilitación de la bursitis

Una vez que el dolor comienza a desaparecer, algunos ejercicios de fortalecimiento suave pueden ayudar a acelerar la recuperación.

Hacer ejercicios diarios puede mantener el hombro activo sin ejercer demasiada presión sobre la articulación del hombro.

Los ejercicios comunes incluyen:

Rotación del hombro

  • Ponte de pie y levanta los hombros hacia las orejas. Mantenga por 5 segundos.
  • Aprieta los omóplatos juntos detrás de la espalda. Mantenga por 5 segundos.
  • Tire de los omóplatos hacia abajo, hacia los talones. Mantenga por 5 segundos.
  • Repite 10 veces

Prensas de puerta

  • Párate derecho en una puerta abierta.
  • Tome el brazo lesionado y doble el codo 90 grados con su mano frente a usted, como si le diera la mano a alguien.
  • Presione el dorso de la mano en el marco de la puerta.
  • Mantenga por 5 segundos.
  • Repita 15 veces.

Plataformas elevadoras

  • Encuentra un palo. Un mango de escoba es perfecto para este ejercicio.
  • Póngase de pie y sostenga el palo con ambas manos con las palmas hacia abajo.
  • Lentamente, levante el palo por encima manteniendo los brazos rectos.
  • Sostenga por 5 segundos y baje lentamente los brazos.
  • Repite 10 veces

Causas y factores de riesgo

La causa más común de bursitis del hombro es el movimiento repetitivo o el uso excesivo de la articulación del hombro.

Las lesiones físicas, como un choque automovilístico o una caída, también pueden causar bursitis.

Los pasatiempos que ponen tensión repetida en el hombro, como el béisbol, el tenis, el tejido de punto y el entrenamiento con pesas, pueden causar bursitis.

Las personas con profesiones manuales son más propensas a la bursitis del hombro, incluidos atletas, pintores y músicos.

Otras afecciones médicas pueden causar o hacer que alguien corra más riesgo de sufrir bursitis en el hombro.

Estos incluyen artritis reumatoide, diabetes y gota .

Tiempo de recuperación

Cuando la bursitis del hombro es causada por una lesión física, se puede tratar en unos pocos días.

El tiempo de recuperación es más largo si la bursitis es causada por el uso excesivo de la articulación.

Puede tomar varias semanas o más para sanar, especialmente si la articulación del hombro todavía se está utilizando.

La bursitis de hombro puede tardar más en sanar si hay otros problemas, como tendinitis o problemas en los huesos.

La bursitis puede ser crónica cuando es causada por afecciones médicas, particularmente artritis reumatoide.

Diagnóstico

resonancia magnetica

Al diagnosticar la bursitis del hombro, un médico puede preguntar sobre los factores de riesgo, incluidos los antecedentes médicos, la profesión y los pasatiempos.

Las pruebas de diagnóstico pueden incluir:

Exámenes físicos: un médico a menudo puede diagnosticar la bursitis mediante la prueba de la ubicación del dolor, la fuerza muscular y el rango actual de movimiento en la articulación del hombro.

Radiografía: una radiografía no mira la bursa en sí, pero se puede utilizar para descartar daño óseo o artritis como posibles causas de dolor en el hombro.

Esto puede ser muy importante para elegir el tipo de tratamiento adecuado.

Imágenes de resonancia magnética: una exploración de MRI puede mostrar cualquier inflamación en la bolsa o cualquier daño al hueso y al tejido circundante.

Las imágenes de resonancia magnética a menudo no son necesarias para el diagnóstico.

Prueba de fluidos: se puede tomar líquido de la bolsa y se puede realizar una prueba para descartar una infección.

Este proceso se llama aspiración.

Prevención

La clave para prevenir la bursitis del hombro es reducir la tensión en la articulación del mismo.

Las siguientes estrategias de prevención pueden ayudar:

  • calentar y estirar el hombro antes de hacer ejercicio o usar la articulación del hombro repetidamente
  • fortalecer los músculos del hombro mediante el uso de ejercicios suaves haciendolo lentamente al comenzar cualquier actividad nueva que ejerza presión sobre el hombro
  • tomar descansos frecuentes al usar el hombro repetidamente
  • mejorar la postura para mantener activos los músculos del hombro y reducir la presión articular

panorama

La recuperación completa de la bursitis del hombro es muy probable. Los síntomas generalmente disminuyen en unas pocas semanas.

La bursitis del hombro generalmente responde bien al descanso y a la medicación antiinflamatoria.

Cuando hay otro problema en el hombro, como problemas óseos o tendinitis, puede ser necesaria una terapia física a más largo plazo.

Encontrar el nivel de actividad correcto es clave para prevenir bursitis y mejorar las perspectivas.

Las personas deben tener en cuenta los desencadenantes clave del estilo de vida que pueden causar bursitis para evitar el uso excesivo de la articulación del hombro.

Share.

About Author

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.